Reskilling y Upskilling: La Evolución de la Formación Empresarial

por | Nov 6, 2021 | Mundo laboral

Reskilling y Upskilling

Debido a los nuevos tiempos que vivimos, la necesidad de adaptar los negocios a los nuevos modelos y tecnologías avanza más deprisa.

La innovación en el ámbito laboral es una constante si queremos ser competitivos, y la formación es indispensable para no quedarnos obsoletos y continuar hacia delante.

Todo esto desemboca en el tema del que queremos hablarte hoy: el reskilling y upskilling.

¿Cuál es la diferencia entre Reskilling y Upskilling?

El reskilling (recapacitación o reciclaje) hace referencia a la adquisición de nuevas habilidades por parte de los empleados, para reorientar su futuro profesional. Por otro lado, en el upskilling (la mejora de habilidades), el aprendizaje va dirigido a contar con nuevas herramientas para trabajar y ampliar conocimientos sobre el propio sector, labores o novedades dentro de la actividad a desarrollar. 

Ambas estrategias permiten a las empresas mantener a sus equipos actualizados y, por tanto, potenciar la competitividad de la compañía.

Además, pueden ayudar a una empresa a mejorar el clima laboral, aumentando la tasa de retención y atracción de empleados, así como elevar la moral del equipo y generar un sentido de pertenencia corporativa. Todos estos factores influyen, por supuesto, en la productividad de manera favorable.

¿Qué es el reskilling?

El reskilling hace referencia a aprender nuevas habilidades para poder hacer un trabajo diferente. Los empleadores pueden mostrar interés en volver a capacitar a un empleado cuando: ya no necesitan el conjunto de habilidades de ese empleado; o cuando el puesto que ocupa se vuelve obsoleto, pero desean retener a ese empleado.

Por ejemplo, es posible que una empresa ya no necesite un empleado de oficina, pero la experiencia y el conocimiento de ese empleado sobre la empresa lo convierten en un activo valioso. Por ello, se decide su traslado a un puesto en demanda y se procede a su formación en el puesto.

¿Qué es el upskilling?

El upskilling o la mejora de las habilidades se refiere a que un empleado aprenda habilidades adicionales para estar mejor equipado para hacer su trabajo.

Por ejemplo, un ejecutivo de marketing experimentado en una empresa puede necesitar aprender habilidades de Marketing Digital, para así adaptarse a los cambios en la industria del marketing. En este caso, el empleado ya tiene una base sólida y conocimientos básicos y solo necesita aprender algunas habilidades más para hacer mejor su trabajo.

Generalmente, en la mejora de las habilidades, los empleados solo mejoran su desempeño actual en el mismo puesto. La mejora de las habilidades puede implicar programas de formación, tutoría, micro aprendizaje, etc. Mediante el upskilling, las empresas no tienen que gastar ni dinero ni tiempo en contratar nuevos empleados; solo necesitan mejorar los talentos de los empleados existentes.

Por tanto, ¿cuál es la diferencia entre reskilling y upskilling?

A pesar de que ambas comparten un objetivo similar, los resultados son muy distintos. 

El upskilling se utiliza, por ejemplo, cuando en una empresa se adopta una nueva tecnología y se forma al empleado para que pueda utilizarla con soltura, mejorando su capacidad productiva y habilidades profesionales.

El reskilling, en cambio, implica una transformación mucho más integral. Por ejemplo, cuando un puesto queda obsoleto y se forma a la persona para afrontar una nueva aventura laboral, en otro departamento o sector. 

Ambas estrategias ayudan a las empresas a desarrollar las habilidades necesarias para seguir siendo competitivas.

Además, pueden ayudar a una empresa en la retención de empleados, elevar la moral de estos y crear un sentido de pertenencia entre ellos. También pueden aumentar la productividad en el lugar de trabajo.

¿Cómo desarrollar una estrategia de reskilling y upskilling?

Ahora el reskilling y el upskilling se consideran clave para la satisfacción, productividad, innovación y fidelización de los empleados. No solo es beneficioso para el empleado sino también para la organización; ya que asegura una buena reputación y desempeño para la empresa.

Para implementar un plan de reskilling y upskilling en general se siguen los siguientes pasos:

  1. Estudiar cuáles son las diferentes necesidades y objetivos de la empresa para decidir qué puestos y habilidades necesita.
  2. Analizar el desempeño y las habilidades de la plantilla actual. Esto permitirá seleccionar los empleados que necesitan upskilling o reskilling.
  3. Informar a los empleados que podrían tener derecho a un programa de formación. 
  4. Diseñar un sistema de formación fácil y práctico para los empleados: formación durante la jornada laboral, con un método interactivo y fácil de entender.
  5. Realizar un buen seguimiento de la formación. Preguntar a los empleados semanalmente: sobre lo que encuentran beneficioso en su capacitación y el progreso que están logrando.

Cada empresa tiene unos objetivos específicos, es el empleador quien decide qué formación se adapta mejor a las necesidades de la empresa.

¿Cuáles son las habilidades más demandadas dentro del upskilling y reskilling?

La digitalización está creando nuevos puestos de trabajo que no existían hace 10 años. Estos suelen estar asociados con el uso y desarrollo de tecnología como: desarrolladores de aplicaciones, especialistas en computación en la nube o administradores de redes sociales.

Y la demanda de estos trabajos va en aumento. Como resultado, ahora más personas buscan adquirir estas habilidades y encontrar trabajo dentro del floreciente sector tecnológico.

La digitalización también crea una demanda de nuevas habilidades

  •       Resolución de problemas complejos.
  •       Pensamiento crítico.
  •       Creatividad.
  •       Gestión de personas.
  •       Coordinarse con otros.
  •       Inteligencia emocional.
  •       Toma de decisiones.
  •       Orientación al servicio.
  •       Negociación.
  •       Flexibilidad cognitiva.

En esta lista puedes comprobar la importancia decisiva de las llamadas soft skills. Si deseas cambiar de trabajo o simplemente prepararte para el futuro del trabajo, ahora es el momento de considerar adquirir algunas de estas escasas habilidades.

Conclusión

Como ves, el reskilling y el upskilling de las competencias profesionales cada vez adquiere mayor importancia y se convertirán en algo esencial dentro de unos años.

Esto permitirá a las empresas brindar a sus empleados las herramientas y competencias necesarias para estar preparadas para el futuro. 

Y tú, ¿estás dispuesto a adquirir nuevas competencias en tu empresa?