Jornada laboral de 4 días, ¿un mito o una realidad?

por | Jun 5, 2021 | Actualidad, Mundo laboral

jornada-laboral-4-dias

Tres de cada cuatro empresas españolas no ven factible la jornada laboral de 4 días y solo el 12% lo considera posible manteniendo, además, los salarios actuales. ¿En qué consiste este nuevo modelo y qué oportunidades ofrece?

Tres de cada cuatro empresas españolas no ven factible la jornada laboral de 4 días y solo el 12% lo considera posible manteniendo, además, los salarios actuales. ¿En qué consiste este nuevo modelo y qué oportunidades ofrece?

Según el Estudio sobre Flexibilidad y Competitividad Empresarial que ha dado a conocer el Adecco Group Institute y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH, para el que se ha encuestado a 500 compañías españolas:

  • El 74% de las empresas consultadas ve inviable implementar en el corto plazo la jornada laboral de 4 días
  • Un 14% sí lo ve posible siempre que el salario sea proporcional al tiempo trabajado
  • El restante 12% cree que se podría lograr incluso manteniendo el nivel salarial actual

Flexibilidad laboral

La Covid-19 ha demostrado que funciones y sectores que antes se consideraban inadecuados para el trabajo flexible se pueden adaptar. También se está observando un aumento en el compromiso de los trabajadores, lo que disipa el mito de que la flexibilidad mengua los resultados.

Ante un empleo cada vez más diverso, las políticas deberían adecuarse mejor a esta situación. Entre otras cuestiones, se debe responder a la necesidad de digitalización de las empresas: La pandemia de la COVID ha dejado patente que el grado de digitalización es determinante para poder reaccionar y adaptarse a la adversidad extrema. En otras palabras, la flexibilidad – especialmente la flexibilidad facilitada por la tecnología- es lo que nos ha permitido responder a los desafíos planteados por la pandemia.

Pero, más allá de la situación actual, en un entorno de mercados y tecnologías en rápida evolución, la construcción de un modelo flexible y eficaz puede ser un motor clave de la competitividad.

En este escenario cabe preguntarse: ¿Qué oportunidades ofrece reducir la jornada laboral a 4 días? ¿Qué beneficios puede producir sobre la productividad de las personas? ¿Cuáles son los retos?

Cada vez más empresas ven más ventajas en la introducción de una semana de 4 días y la experiencia de aquellos que se atreven a dar el paso, hace que la cifra aumente. En el verano de 2019, la compañía Microsoft probó en Japón el concepto y vio resultados positivos: la productividad aumentó en un 40%

Plan piloto para la semana laboral de 4 días

La semana de 4 días ha sido un tema de discusión internacional durante años. España está dando ahora sus primeros pasos en esta dirección; la semana de cuatro días se introducirá aquí como proyecto modelo durante un año. Aproximadamente 6.000 empleados de 200 empresas, principalmente pymes, trabajarán un día menos a la semana. Y deberían recibir su salario completo.

La idea subyacente: Las empresas crean nuevos puestos de trabajo en España con la semana de cuatro días. Porque si cinco empleados se toman un día libre a la semana, la empresa contratará a un empleado adicional a tiempo completo para hacer todo el trabajo.

¿Cuáles son los beneficios de una semana de 4 días?

1. Un horario laboral más corto no significa menos éxito

Muchas empresas temen no poder lograr sus objetivos si sus empleados dejan de trabajar de lunes a viernes. Pero ¿la presencialidad siempre significa productividad? Algunas empresas ya han introducido la semana laboral de 4 días y demuestran lo contrario: sus empleados son más productivos, trabajan más contentos y tienen más tiempo para actividades de ocio.

2. Se piden menos días libres

Llega un chequeo médico o una cita con el pediatra; los empleados a menudo se ausentan porque tienen que ir a citas que no se pueden reprogramar para el fin de semana. Sin embargo, si no tienen que posponer recados hasta el fin de semana, pueden planificar mejor y concentrarse más en los proyectos actuales de trabajo.

3. Beneficios para la salud

Las personas con una semana laboral larga tienen problemas de salud con mayor frecuencia. Por ejemplo: están más a menudo agotados, duermen peor o tienen dolor de espalda. Se pueden prevenir este tipo de quejas con una semana de 4 días. Entonces habría más tiempo para recuperarse y se reduciría el estrés.