¿El Modelo Híbrido soluciona la vuelta a la oficina?

por | Abr 24, 2021 | Actualidad, Mundo laboral

El COVID-19 ha quebrado la estructura tradicional del trabajo. Ante la incertidumbre, ¿será el modelo híbrido la respuesta? Las estadísticas muestran que las iniciativas para trabajar desde casa se dispararon con la aparición de la pandemia de COVID-19 y no se han ralentizado. 

El COVID-19 ha quebrado la estructura tradicional del trabajo. Ante la incertidumbre, ¿será el modelo híbrido la respuesta? Las estadísticas muestran que las iniciativas para trabajar desde casa se dispararon con la aparición de la pandemia de COVID-19 y no se han ralentizado. 

Los horarios se han vuelto mucho más flexibles, existe la posibilidad de trabajar desde casa varios días a la semana o teletrabajar a tiempo completo. En estos casos, tanto los empleados como las empresas están experimentando las ventajas y mejora de productividad que ofrece el teletrabajo. 

Algunas empresas todavía recelan de mantener a largo plazo el trabajo a distancia y están organizando la vuelta a la oficina con equipos presenciales. Para ello, garantizar las medidas de seguridad adecuadas y que los equipos se sientan cómodos en la oficina es un elemento esencial para evitar riesgos. 

Un modelo híbrido permite que algunos empleados trabajen de forma remota, mientras que otros lo hacen de forma presencial. En una empresa, se podría dar el caso en el que el equipo de marketing esté deslocalizado, mientras que el de ventas aparece en la oficina todas las mañanas.

Incluso se puede designar que ciertos puestos o roles de liderazgo se realicen completamente en remoto o presencial en todos los departamentos.

Hay que tener en cuenta que un modelo híbrido no tiene por qué significar que los empleados dividan su tiempo trabajando durante la semana de forma remota y en la oficina. Esta situación se da en algunos estilos de trabajo flexible.

Lo más habitual es que, una vez que un empleado se clasifica como no-presencial, pase la mayoría de los días trabajando a distancia (con la posibilidad de visitas ocasionales a la oficina). Los equipos presenciales harán todo lo contrario.

Ventajas de un modelo híbrido

 

Las empresas pueden aprovechar las siguientes ventajas cuando adoptan un modelo híbrido:

  • Contratar grandes talentos a nivel local y en todo el mundo . Cuando abras puestos a candidatos globales, crearás un equipo con habilidades excepcionales. Incluso pueden trabajar en diferentes zonas horarias para proporcionar cobertura las 24 horas del día o capacidad intelectual adicional durante las horas pico de productividad.

  • Los empleados aumentan la productividad y pueden conciliar mejor la vida laboral y la familiar. Se permiten distintas maneras de concebir el trabajo donde se tienen en cuenta las necesidades del trabajador. Ya sea en oficina o a distancia, los empleados pueden prosperar en el entorno que más les conviene.

  • Acomodar mejor a los miembros del equipo con discapacidades. Trabajar desde casa brinda a las personas con discapacidades o afecciones médicas la oportunidad de trabajar cómodamente mientras se mantienen conectadas.

  • Menos personas en la oficina significa que las empresas pueden reducir algunos gastos como por ejemplo en el alquiler, el mantenimiento o los suministros.

  • Disminuir los riesgos de contagio. Menos empleados presenciales significa que tu empresa puede reducir las posibilidades de que los resfriados, la gripe o el COVID se propaguen, lo que se traduce en un menor índice de bajas por enfermedad.

¿Qué hay que cuidar en un modelo híbrido?

El modelo híbrido tiene numerosos beneficios, pero para que sea efectivo, hay que prestar atención a algunas situaciones:

  • Los empleados remotos pueden sentirse aislados, excluidos y desconectados del equipo presencial. Llevar a cabo un esfuerzo en la comunicación es fundamental para mantener una buena relación interna. 
  • El desafío de la comunicación. Todo contacto con los miembros del equipo remoto ocurre virtualmente a través de aplicaciones de mensajería, videollamadas, correos electrónicos, etc. Esto requiere de una cierta inversión tecnológica y mucha organización dentro de los equipos. 
  • Los empleados presenciales podrían recibir un trato preferencial o promociones internas simplemente porque los gerentes pueden interactuar con ellos y ver lo que están haciendo todo el día. Es clave hacer un seguimiento de los resultados para que todos los trabajadores se encuentren en la misma línea de oportunidades.

Afortunadamente, convertirse en una empresa híbrida tiene menos desventajas que ventajas. Y todos son razonablemente fáciles de superar con la comunicación, planificación y preparación adecuadas.

Las herramientas digitales marcan la gran diferencia 

 

Dado que los trabajadores remotos operan en un espacio totalmente digital, es más importante que nunca adoptar las herramientas digitales y los flujos de trabajo efectivos. Herramientas ineficientes o poco adecuadas pueden generar frustración o reducir la productividad.

Garantizar que los usuarios de software lo utilicen en su totalidad y con el propósito previsto, es de vital importancia. La formación de los empleados supone la diferencia entre un equipo desenvuelto o no con su entorno de trabajo, haciéndole más eficiente y mejorando productividad, satisfacción y compromiso.